Reforma del impuesto de sucesiones en Andalucía

Publicado por gcla

03 noviembre 2017

Por el momento se trata solamente un acuerdo que han firmado el PSOE y Ciudadanos, cuyo fin es reformar el impuesto de sucesiones en Andalucía, y la intención es hacerlo a partir del 1 de enero de 2018. Habrá que estar atentos al texto que finalmente apruebe el parlamento de Andalucía. Las principales novedades son:

 

Beneficiados por la reforma

A partir del 1 de enero de 2018, en Andalucía dejarán de tributar los herederos que reciban bienes de un familiar directo fallecido cuando la suma de los bienes no supere el millón de euros. Éste es el listón impuesto por Ciudadanos para eximir del pago a los familiares pertenecientes a los grupos I y II, es decir, cónyuges, hijos, nietos y padres. Hay que tener en cuenta que el millón de euros computa no por herencia, sino por heredero. En el caso de que un padre que dejara hasta dos millones de euros repartidos en distintos bienes a sus dos hijos, éstos se librarían de liquidar el tributo. Hasta ahora el límite estaba en 250.000 euros por heredero.

 

Patrimonio preexistente

Para beneficiarse de la exención es necesario que, en el momento de recibir los bienes, el patrimonio previo del heredero no supere la cifra de 1 millón de euros. Actualmente, el patrimonio del heredero no puede superar los 402.678,11 euros.

 

Se elimina el error de salto

La regulación autonómica vigente aplica la exención del tributo hasta los primeros 250.000 euros. Esto cambia ahora, porque el tope se establece en 1 millón de euros. De forma que si se heredan 1.000.001 euros, sólo se tributa por el euro de más, y el resto estaría exento.

 

Excluidos de la reforma

La bonificación excluye los grupos III y IV, es decir, hermanos, sobrinos, tíos y primos, quienes seguirán pagando lo mismo.

 

Reforma de las donaciones

En Andalucía, las donaciones son más caras que las herencias porque la normativa contempla menos reducciones en la cuota del impuesto.

Actualmente hay una exención del 99% en las donaciones de dinero de los padres a sus hijos o descendientes que vaya destinado íntegramente a la compra de la primera vivienda habitual, siempre y cuando el donatario sea menor de 35 años o tenga una minusvalía igual o superior al 33%.

El acuerdo de Ciudadanos y PSOE pretende introducir un cambio cuando el destino de la donación sea crear una empresa o ampliarla. De nuevo se establece la cifra del millón de euros. Las donaciones entre parientes directos (padres e hijos) hasta esta cuantía no tributan siempre que el importe íntegro de aquéllas se destinen a la constitución o ampliación de una empresa individual o negocio familiar.

La letra pequeña revela, sin embargo, varias condiciones: obligación de formalizar la donación en escritura pública, y mantener la empresa durante los cinco años siguientes a la fecha de la escritura pública de donación, salvo que el donatario falleciera dentro de ese plazo.

 

Otros colectivos favorecidos por la reforma

Aumentan las reducciones ya existentes para los discapacitados. Se corrige el error de salto que había cuando el valor de los bienes superaba los 250.000 euros exentos en el caso de hermanos, tíos y sobrinos. Con la norma actual, si la herencia que recibe es de 300.000 euros, se paga el impuesto por la cuantía íntegra. A partir de 2018, si finalmente se aprueba la reforma, se liquidará el tributo por lo que exceda de 250.000 euros.

 

No retroactividad

La reforma no afectará a las liquidaciones que se están tramitando y que se presenten con anterioridad al 1 de enero de 2018.

Los comentarios están deshabilitados