Medidas urgentes complementarias para la crisis del coronavirus

Publicado por gcla

01 abril 2020

El miércoles 1 de abril de 2020 ha entrado en vigor el Real Decreto Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19. Este Decreto establece una serie de medidas de protección dirigidas a familias, colectivos vulnerables, trabajadores autónomos, consumidores, etc.

Como principales novedades que establece este Decreto y que pudieran afectarle destacamos las siguientes: 

La suspensión de lanzamientos para hogares vulnerables sin alternativa habitacional y la prórroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual cuando se declare terminado el estado de alarma.

Medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda arrendaticia para los arrendatarios de vivienda habitual en situación de vulnerabilidad. La regulación es confusa, pero básicamente se trata de:

  • condonación, aplazamiento o fraccionamiento de mutuo acuerdo
  • financiación especial
  • reducción del 50% de la renta
  • moratoria durante un máximo de cuatro meses, con pago aplazado, fraccionado y diferido, durante al menos tres años.

Se establecen programas de Ayudas al alquiler.

Se amplía el plazo de suspensión a 3 meses y se realizan ajustes técnicos para facilitar la aplicación de la moratoria de deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual introducida por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID 19. Las cuotas suspendidas no se deben liquidar una vez finalizada la suspensión, sino que todos los pagos futuros se deben posponer lo que haya durado la suspensión.

La moratoria hipotecaria se extiende ahora a autónomos, empresarios y profesionales para inmuebles afectos a su actividad económica y personas físicas que tengan arrendados inmuebles por los que no reciban renta en aplicación de las medidas en favor de los arrendatarios por el estado de alarma.

Amplía el alcance de la moratoria a los créditos y préstamos no hipotecarios que mantengan las personas en situación de vulnerabilidad económica, incluyendo los créditos al consumo.

Posibilidad de acceso a los planes de pensiones en determinados casos.

Se amplía el colectivo de potenciales perceptores del bono social de electricidad.

Se adoptan medidas dirigidas a garantizar la continuidad del suministro energético y de agua para hogares mientras dure el estado de alarma. También se establecen medidas favorables a los autónomos en este campo.

La Tesorería General de la Seguridad Social podrá conceder de forma excepcional  moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social atendiendo a excepcionales circunstancias, en los casos y condiciones que se determinen mediante Orden Ministerial.

Se adoptan medidas de protección de consumidores en los contratos de compraventa de bienes, prestación de servicios y viajes combinados, flexibilizando la finalización de estos contratos y devolución de cantidades.

Se amplían determinados plazos tributarios.

Estas medidas han entrado en vigor el 1 de abril de 2020. Atendiendo a su futuro desarrollo y complejidad, quedamos a su disposición para la tramitación de estos procedimientos y solicitudes, así como para resolver las consultas al respecto.

Los comentarios están deshabilitados