Acuerdos extrajudiciales sobre cláusula suelo

Publicado por gcla

02 noviembre 2017

El Tribunal Supremo ha dictado una reciente sentencia de 16 de octubre de 2017 (Resolución 558/17) que es aplicable a aquellos particulares que firmaron un acuerdo extrajudicial con su entidad bancaria en relación con la cláusula suelo. Estos acuerdos eran utilizados para modificar o reducir la cláusula.

Los afectados habían contratado un préstamo hipotecario que incluía una cláusula suelo con un tipo de interés mínimo (cláusula suelo). Los clientes prestatarios no habían sido informados de la existencia de esta cláusula, y por supuesto no habían sido apercibidos de la importancia que la citada cláusula tendría en el devenir económico del préstamo.

Los clientes, al saber que a otros vecinos de promoción les habían modificado el suelo, se habían dirigido a su entidad solicitando una rebaja de la cláusula, a lo que el banco había accedido reduciendo el tipo de interés. Al poco tiempo, el banco volvió a aplicar la cláusula suelo original.

Los consumidores solicitaron del Juzgado de Primera Instancia la nulidad de la cláusula por falta de transparencia y abusividad, y pidieron la correspondiente indemnización. En primera instancia se desestima su pretensión principal al entender el tribunal de instancia que se había negociado un nuevo suelo, y por lo tanto se había saneado o convalidado el vicio inicial, aunque se concedió la indemnización subsidiaria.

Tras la desestimación de la sentencia por la Audiencia Provincial, por motivos sobre todo formales, el Tribunal Supremo estimó la existencia de infracción procesal al quedar privado el consumidor de ejercitar su derecho legítimo. Lo más importante es que concluye que la falta de transparencia de la cláusula suelo conlleva su nulidad absoluta por su carácter abusivo, y ratifica que no es posible la convalidación.

En esta línea, mantiene que un acuerdo de los clientes con el banco en relación con la cláusula suelo sólo tiene como finalidad reducir las consecuencias negativas del préstamo, por tanto no supone un acto inequívoco de convalidación y no merma la posibilidad de instar posteriormente la declaración de nulidad de tal cláusula, pues se trata de un supuesto de nulidad radical.

 

Puede consultar la sentencia aquí.

 

Los comentarios están deshabilitados